Conozca el Falcon Solar, el concepto de avión propulsado por el sol que parece sacado de una película de Marvel

Conozca el Falcon Solar, el concepto de avión propulsado por el sol que parece sacado de una película de Marvel

Extraido de Robb Report

El Falcon Solar parece el jet de un superhéroe, funciona exclusivamente con energía solar y tiene la forma del ave de rapiña que le da nombre. A pesar de no tener un sistema de propulsión visible para el despegue, ni flaps ni alerones en las alas para sustentar o girar, ¿podría este diseño experimental inspirar a los fabricantes a avanzar con aeronaves propulsadas por el sol? Se necesitará mucha más tecnología para llegar allí.

“Queremos traer una nueva perspectiva a la aviación solar sostenible”, dijo a Robb Report Laszlo Nemeth, cuya firma Lasko Design, con sede en Budapest, creó el concepto. “Creo que la tecnología moderna está lo suficientemente avanzada como para permitirnos volar con energía solar. Esto podría ser una realidad antes de los autos sin conductor”.


La forma del avión recuerda a un avión de ala delta, utilizado en jets militares y supersónicos como el Concorde, pero el Falcon Solar va un paso más allá con alas curvas y un elegante fuselaje parecido a un pájaro. “Las aves rapaces son rápidas y la naturaleza ha brindado a los ingenieros y diseñadores una buena inspiración durante siglos”, dice Nemeth. “Hoy podemos volar por encima de la velocidad del sonido pero ¿a qué costo ambiental? ¿Podríamos combinar las eficiencias de las aves en vuelo con velocidades más altas?

“El diseño rompe con el diseño de aviones convencionales y utiliza la ventaja de las alas voladoras”, dice Nemeth. “La forma es única en el sentido de que el fuselaje también genera una sustentación significativa al tiempo que proporciona una superficie para los paneles solares”. El diseño está orientado a “el transporte de pasajeros de una forma más sostenible y eficiente”, añade. El equipo de diseño incluye ingenieros que son pilotos con más de 20 años de experiencia de vuelo.

No está claro si Falcon Solar alguna vez despegará, aunque Nemeth insiste en que hay más por venir. “El concepto deliberadamente no muestra todo, especialmente el sistema de propulsión”, dice. “Desde el punto de vista aerodinámico, la aeronave es factible y tiene buenas características”. El diseño está pasando por la optimización de la dinámica de fluidos computacional y se está trabajando en un modelo más pequeño controlado a distancia, con una envergadura de 16 pies.

“Los primeros vuelos de prueba serán demostraciones de larga duración y velocidad”, dice Nemeth. “El segundo objetivo es la implementación de la recarga aérea totalmente automática”.

Los aviones que funcionan con energía solar realizaron sus primeros vuelos en 1975, y en los últimos siete años, varios aviones experimentales demostraron que los vuelos solares de larga distancia pilotados eran posibles.

El Solar Impulse 2 completó con éxito un lento pero metódico viaje alrededor del mundo en 14 meses en 2016. El avión experimental viajó 25 000 millas alrededor del mundo, con 550 millas en el aire. A Bertrand Piccard se le ocurrió la idea de un avión impulsado por energía solar 10 años después de su vuelo sin escalas alrededor del mundo en 1999 en un globo aerostático. Solar Impulse 2 tenía 17.248 células solares fotovoltaicas, cada una del tamaño de un cabello humano, integradas en las alas para recargar las baterías y alimentar el motor eléctrico.

Un año antes, el Sunseeker Duo realizó un vuelo exitoso a través de los EE. UU. y luego, sobre los Alpes. Solar Flight Inc., con instalaciones en Alemania y California, continúa actualizando el Duo con nueva aviónica y un mayor alcance.



A pesar del éxito de estos aviones experimentales, la energía solar no se concibe como el modo sostenible de transporte masivo, especialmente para viajes aéreos comerciales y privados. Los aviones que funcionan con energía solar pueden transportar cargas útiles limitadas y las velocidades también son mucho más lentas que las de los aviones convencionales. El Solar Impulse 2, por ejemplo, voló a una velocidad promedio de 43 mph, por lo que un vuelo sin escalas desde Nueva York a Los Ángeles tomaría tres días.

Aún así, existen escenarios de casos de uso de aviones solares, como el turismo local en áreas muy soleadas (cuanto más alto se sube por encima de las nubes, mejor se desempeña un avión solar) y vehículos aéreos no tripulados (UAV) para detección aérea de baja altitud.

https://www.msn.com/en-us/news/technology/meet-the-falcon-solar-the-sun-powered-airplane-concept-that-looks-like-something-out-of-a-marvel-flick/ar-AAXcp7G?ocid=msedgdhp&pc=U531&cvid=c5a584a8422947888b43207134ac577b

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top