Rolls-Royce prueba un motor a reacción que funciona con hidrógeno

Por Theo Legget Corresponsal de negocios, en BBC News del 28 Nov de 2022

En un rincón azotado por el viento de un sitio militar en Salisbury Plain, un motor a reacción de un avión pequeño está siendo sometido a pruebas que algún día podrían conducir a grandes cambios dentro de la industria de la aviación.

El motor en sí es casi completamente convencional. Se trata de una turbina de gas Rolls-Royce AE-2100A, un diseño muy utilizado en aviones regionales de todo el mundo.

Lo que es completamente inusual al respecto es el combustible que se utiliza. Esta es la primera vez que un motor de avión moderno funciona con hidrógeno.

Desprovisto de carrocería, con su intrincado cableado y tuberías expuestos, se encuentra firmemente sujeto a una sólida plataforma de prueba, mientras los ingenieros se agrupan alrededor de una serie de pantallas en la sala de control, a una distancia segura.

Las pruebas están a cargo de Rolls-Royce, luego del trabajo de desarrollo en Derby y en asociación con la aerolínea easyJet.

Hasta ahora, el motor ha funcionado a baja velocidad con hidrógeno.
El objetivo inmediato es simple: demostrar que es posible hacer funcionar y controlar un motor a reacción utilizando combustible de hidrógeno, en lugar de combustibles de aviación convencionales.

A más largo plazo, el plan es que la energía del hidrógeno desempeñe un papel importante para permitir que la industria de la aviación siga creciendo, al tiempo que reduce drásticamente las emisiones que provocan el cambio climático.

Alan Newby Director Aerospace Technology & Future Programmes Rolls Royce

“La razón por la que estamos considerando el hidrógeno es realmente el impulso de Net Zero”, explica Alan Newby, director de tecnología aeroespacial de Rolls-Royce.

“Normalmente haríamos funcionar esto con queroseno. El queroseno es un hidrocarburo y, por lo tanto, produce dióxido de carbono cuando se quema.

“La belleza de mirar un combustible como el hidrógeno es que no contiene carbono y, por lo tanto, cuando se quema no produce CO2”.

El proyecto cuenta con el apoyo de easyJet, que ha contribuido con varios millones de libras para las pruebas iniciales.

El combustible de hidrógeno es una propuesta “emocionante”, dice David Morgan, director de operaciones de easyJet.
La compañía cree que la energía del hidrógeno ofrece la mejor ruta para reducir las emisiones de la aviación de corta distancia.

“Comenzamos hace algunos años a buscar qué podría impulsar el avión del futuro”, explica David Morgan, director de operaciones de easyJet.

“Analizamos la tecnología de baterías y estaba bastante claro que la tecnología de baterías probablemente no iba a funcionar para los grandes aviones comerciales que volamos.

“Hemos llegado a la conclusión de que el hidrógeno es una propuesta muy emocionante para nosotros”.

La ventaja del hidrógeno sobre las baterías es que proporciona mucha más energía por kilogramo. Las baterías son simplemente demasiado pesadas para impulsar aviones más grandes.

Sin embargo, la aviación de hidrógeno sigue estando muy lejos. Las pruebas realizadas hasta ahora simplemente han demostrado que un motor a reacción que utiliza hidrógeno puede arrancar y funcionar a baja velocidad.

Pero pasar de ahí a construir un motor completamente nuevo, capaz de propulsar un avión de pasajeros de manera segura, requerirá mucha más investigación y una inversión significativa.

Ver nota completa en https://www.bbc.com/news/business-63758937

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top